Despido objetivo: causas, forma y efectos.

Despido recogido en los artículos 52 y 53 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores y los artículos 120 a 123 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social.

Su principal característica con respecto a otros despidos es que no hay imputación directa por conductas culpables al trabajador. Este despido encuentra su fundamento ante determinadas necesidades de la empresa.

1.- El contrato podrá extinguirse:

A).- Por ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida con posterioridad a su colocación efectiva en la empresa.

La ineptitud existente con anterioridad al cumplimiento de un periodo de prueba no podrá alegarse con posterioridad a dicho cumplimiento.

EJEMPLO: Trabajador contratado en una empresa como conductor y al que le retiran definitivamente el carnet de conducir.

B).- Por falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas operadas en su puesto de trabajo cuando dichos cambios sean razonables.

Previamente, el empresario deberá ofrecer al trabajador un curso dirigido a facilitar la adaptación a las modificaciones operadas. El tiempo destinado a la formación se considerará en todo caso tiempo de trabajo efectivo y el empresario abonará al trabajador el salario medio que viniera percibiendo. La extinción no podrá ser acordada por el empresario hasta que hayan transcurrido, como mínimo, dos meses desde que se introdujo la modificación o desde que finalizó la formación dirigida a la adaptación.

EJEMPLO: Cambios tecnológicos en el puesto de trabajo por la implantación de sistemas informáticos.

C).- Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

  • Causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. En todo caso se entenderá que la disminución es persistente si durante tres trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.
  • Causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción. EJEMPLO: Robotización de una fábrica que lleve a prescindir de mano de obra.
  • Causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción. EJEMPLO: Fusión de empresas creando duplicidad en puestos de trabajo.
  • Causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado. EJEMPLO: Cuando la capacidad productiva de una empresa es superior a su demanda de bienes y servicios.

D) Por faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes.

Que alcancen el 20% de las jornadas hábiles en 2 meses consecutivos siempre que el total de faltas de asistencia en los 12 meses anteriores alcance el 5% de las jornadas hábiles, o el 25% en 4 meses discontinuos dentro de un periodo de 12 meses.

Ciertas ausencias justificadas no pueden ser computables a efectos de motivar el despido por causas objetivas, tales como:

  • Huelga legal
  • Accidente de trabajo
  • Enfermedad común y accidente no laboral
  • Maternidad y paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia.
  • Situación física o psicológica derivada de violencia de género.
  • Tratamiento médico de cáncer u otra enfermedad grave.

E) En contratos por tiempo indefinido concertados directamente con entidades sin ánimo de lucro para la ejecución de planes y programas públicos determinados, sin dotación económica estable y financiada por las Administraciones Públicas mediante consignaciones presupuestarias o extra-presupuestarias anuales consecuencia de ingresos externos de carácter finalista, por la insuficiencia de la correspondiente consignación para el mantenimiento del contrato de trabajo que se trate.

2.- Forma y efectos de la extinción por causas objetivas

  • Comunicación escrita al trabajador expresando la causa. Es muy importante redactar una buena carta de despido, ya que va a ser nuestra mejor arma para defender, en su caso, la procedencia del despido.
  • Poner a disposición del trabajador, simultáneamente a la entrega de la comunicación escrita, la indemnización de 20 días por año de servicios, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año y con un máximo de 12 mensualidades. Excepción cuando el despido es por causas económicas.
  • Plazo de preaviso de 15 días desde la entrega de la comunicación personal al trabajador hasta la extinción del contrato de trabajo.

El despido por causas objetivas puede calificarse de procedente, improcedente y nulo.

En caso de procedencia el trabajador tendrá derecho a la indemnización antes comentada de 20 días y se entenderá en situación de desempleo por causa a él no imputable.

Si la extinción se declara improcedente, el empresario en el plazo de 5 días desde la notificación de la sentencia, podrá optar entre la readmisión del trabajador o el abono de una indemnización equivalente a 33 días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses lo periodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Si el empresario procede a la readmisión, el trabajador habrá de reintegrarle la indemnización percibida.

Será nulo el despido que tenga por móvil alguna de las causas discriminatorias prohibidas en la Constitución o en la ley, o bien se produzca con violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador.

Será también nulo el despido:

  • De las trabajadoras durante los periodos de suspensión del contrato de trabajo por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo, por enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia natural, o la notificada en una fecha tal que el plazo de preaviso concedido finalice dentro de dichos periodos.
  • El de las trabajadoras embarazadas.
  • El de las trabajadoras después de haberse reintegrado al trabajo al finalizar los periodos de suspensión del contrato por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento siempre que hubieran transcurrido más de 12 meses desde la fecha del nacimiento, la adopción, la guarda con fines de adopción o el acogimiento.

El despido nulo tendrá efecto de la readmisión inmediata del trabajador, con abono de los salarios dejados de percibir.

Para cualquier consulta al respecto no dude en ponerse en contacto con el despacho.



Deja un comentario