Nuevas medidas de apoyo a trabajadores autónomos

Publicado el Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial. En este artículo vamos a analizar  las nuevas medidas de apoyo a los trabajadores autónomos.

A).- Exención en la cotización a favor de los trabajadores autónomos que hayan percibido la prestación extraordinaria de cese durante el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo.

A partir del 1 de julio de 2020, el trabajador autónomo que estuviera de alta y viniera percibiendo el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad prevista en el artículo 17 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, tendrá derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social y formación profesional con las siguientes cuantías:

  • 100% de las cotizaciones correspondientes al mes de julio
  • 50% de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto
  • 25% de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre

La base de cotización que se tendrá en cuenta a efectos de la determinación de la exención será la base de cotización que tuviera en cada uno de los meses indicados.

¿Qué ocurre en los casos de incapacidad temporal?

La exención en la cotización de los meses de julio, agosto y septiembre se mantendrá durante los periodos en los que los trabajadores perciban prestaciones por incapacidad temporal o cualesquiera otros subsidios siempre que se mantenga la obligación de cotizar.

¿Tienes incompatibilidades?

La exención de cotización será incompatible con la percepción de la prestación por cese de actividad.

B).- Prestación de cese de actividad y trabajo por cuenta propia

Los autónomos que venían percibiendo hasta el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad, podrán solicitar la prestación por cese de actividad. El acceso a esta prestación exigirá acreditar una reducción en la facturación durante el tercer trimestre del año 2020 de al menos un 75% en relación con el mismo periodo del año 2019, así como haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimiento netos superiores a 5.818,75 euros.

Para determinar el derecho a la prestación mensual se prorratearán los rendimientos netos del trimestre, no pudiendo exceder de 1.939,58 euros mensuales.

En el caso de que el autónomo tenga uno o dos trabajadores a su cargo deberán acreditar con una declaración responsable el cumplimiento de todas las obligaciones laborales y de Seguridad Social.

¿Hasta cuándo puede recibirse esta prestación?

Esta prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020. El reconocimiento de la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras con efectos de 1 de julio de 2020 si se solicita antes del 15 de julio.

¿Qué obligaciones tengo?

El autónomo, durante el tiempo que esté recibiendo la prestación deberá ingresar en la Tesorería General de la Seguridad Social la totalidad de las cotizaciones  correspondientes. La mutua colaboradora abonará junto con la prestación el importe de las cotizaciones  por contingencias comunes que le hubiera correspondido ingresar de encontrarse el autónomo sin desarrollar actividad alguna.

En los supuestos de cese definitivo en la actividad con anterioridad al 30 de septiembre de 2020, los límites se tomarán de manera proporcional al tiempo de duración de la actividad.

El autónomo podrá renunciar a la prestación en cualquier momento antes del 31 de agosto de 2020, surtiendo efectos la renuncia el mes siguiente a su comunicación. También podrá devolver por iniciativa propia la prestación por cese de actividad, sin necesidad de esperar a la reclamación de la mutua o entidad gestora cuando considere que los ingresos percibidos durante el tercer trimestre de 2020 o la caída de facturación superen los umbrales establecidos.

 



Deja un comentario