CONSULTA VINCULANTE DGT SOBRE EL EMBARGO DE SALARIOS (CV1508-19)

Consulta vinculante número 1508/19 de la Dirección General de Tributos publicada el 1 de junio de 2019 sobre el embargo de salarios.

Primera cuestión planteada:

La cuestión planteada es cómo debe ejecutarse el embargo sobre el salario en el caso de que existan pagas extraordinarias prorrateadas para el año 2019 a efectos de aplicación de los límites del artículo 607 de la Ley 1/2000 de 7 de enero Enjuiciamiento Civil:

  • Aplicando el salario mínimo interprofesional sin inclusión de pagas extraordinarias, esto es, 900 euros.
  • Aplicando el salario mínimo interprofesional con inclusión de la parte proporcional de las pagas extraordinarias, esto es 1.050 euros.

Tenemos que tener en cuenta, que el artículo 169.2.c) de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre General Tributaria, enumera como bienes embargables los sueldos, salarios y pensiones.

Por otro lado, el artículo 82.1 del Reglamento General de Recaudación determina que:

“El embargo de sueldos, salarios y pensiones se efectuará teniendo en cuenta lo establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil. La diligencia de embargo se presentará al pagador. Esta quedará obligado a retener las cantidades procedentes en cada caso sobre las sucesivas cuantías satisfechas como sueldo, salario o pensión y a ingresar en el Tesoro el importe detraído hasta el límite de la cantidad adeudada.”

El artículo 82.1 del RGR remite a la aplicación de los límites de embargabilidad regulados en el artículo 607 de la LEC.

Los apartados 1, 2 y 3 del artículo  607 de la LEC señalan respectivamente, que:

“1.- Es inembargable el salario sueldo, pensión, retribución o su equivalente, que no exceda de la cuantía señalada para el salario mínimo interprofesional.

2.- Los salarios, sueldos, jornales, retribuciones o pensiones que sean superiores al salario mínimo interprofesional se embargarán conforme a esta escala:

  • Para la primera cuantía adicional hasta la que suponga el importe del doble del salario mínimo interprofesional, el 30%.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un tercer salario mínimo interprofesional, el 50%.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un cuarto salario mínimo interprofesional, el 60%.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un quinto salario mínimo interprofesional, el 75 %.
  • Para cualquier cantidad que exceda de la anterior cuantía, el 90%.

3.- Si el ejecutado es beneficiario de más de una percepción, se acumularán todas ellas para deducir una sola vez la parte inembargable. Igualmente serán acumulables los salarios, sueldos y pensiones, retribuciones o equivalentes de los cónyuges cuando el régimen económico que les rija no sea el de separación de bienes y rentas de toda clase, circunstancia que habrán de acreditar al Secretario Judicial.”

Ejemplo práctico.

A la vista de lo anterior, en el supuesto de que las pagas extraordinarias se encuentren prorrateadas entre las 12 mensualidades del año, en este caso, los límites de embargabilidad del artículo 607 de la LEC se aplicarán sobre el salario mensual ordinario y la parte prorrateada correspondiente a la paga extraordinaria, dada la redacción del apartado 3 de dicho precepto.

Por último señalar que el importe del salario mínimo interprofesional para el año 2019 se encuentra regulado en el Real Decreto 1462/2018, de 21 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2019 fijado en 900 euros al mes, siendo este último importe el que deberá considerarse en el caso señalado en el párrafo anterior, a efectos de aplicación de los límites de embargabilidad del artículo 607 de la LEC durante el ejercicio 2019.

Segunda cuestión planteada:

Además se pregunta el caso que si  viniera realizando un embargo sobre el salario percibido por un trabajador, si éste cesa en su relación laboral y posteriormente es nuevamente contratado si seguiría vigente dicho embargo.

El artículo 82.3 del RGR señala que:

“Cuando el embargo comprenda percepciones futuras, aún no devengadas y existan otros bienes embargables, una vez cobradas las vencidas podrán embargarse dichos bienes, sin esperar a los posibles devengos o vencimientos sucesivos.

Una vez cubierto el débito, el órgano de recaudación competente notificará al pagador la finalización de las retenciones”.

Conforme a lo anterior, mientras se encuentre vigente el embargo, es decir, cuando el embargo comprenda percepciones futuras aún no devengadas derivadas de un contrato de trabajo en vigor, únicamente deberán finalizar las retenciones a efectuar por parte del pagador sobre aquellas, cuando así se lo notifique el órgano de recaudación competente una vez cubierto el débito, tal y como señala el apartado 3 del artículo 82 del RGR anteriormente transcrito.

La extinción del contrato de trabajo determinará que no existan percepciones futuras aún no devengadas y que en consecuencia se extinga a su vez el embargo que recae sobre las mismas.

En el supuesto de celebrar un nuevo contrato con posterioridad que recaiga sobre el mismo trabajador, determinará que se deba actuar nuevamente de conformidad con lo señalado en el artículo 82.1 RGR anteriormente transcrito, en relación a las nuevas percepciones salariales devengadas, siempre que se tenga conocimiento de la vigencia de un embargo sobre dichas cantidades.

En este sentido es necesario señalar el deber general de colaboración del consultante con los órganos de la Administración Tributaria competente, en particular, los deberes de información respecto a las vicisitudes de los salarios que se pretenden embargar, así como el surgimiento de nuevos salarios susceptibles de embargo, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 162.2, párrafo primero de la LGT que establece que “Los funcionarios que desempeñen funciones de recaudación desarrollarán las actuaciones materiales que sean necesarias en el curso del procedimiento de apremio. Los obligados tributarios deberán atenderles en sus actuaciones y les prestarán la debida colaboración en el desarrollo de sus funciones”.



Deja un comentario